Cambios en los recargos de tarjeta de crédito a partir de julio de 2022

Hasta el verano pasado, Colorado era uno de los tres estados que prohibían a los comerciantes agregar recargos a las transacciones con tarjetas de crédito. A través de una ley promulgada en julio de 2021 que entra en vigencia el 1 de julio de 2022, Colorado levanta la prohibición y será el 48º estado en permitir el recargo. Connecticut y Massachusetts seguirán siendo los únicos estados que prohíben esta práctica.


La mayoría de los estados que promulgaron prohibiciones similares han sido bastante pasivos en su enfoque para permitir los recargos, lo que significa que no cumplen con las reglas de Visa y Mastercard para determinar las prácticas de recargos en el estado. Colorado ha asumido un rol proactivo al dictar las normas de recargo del estado, que establecen algunas pautas estrictas para los comerciantes.


Aquí te contamos algunas de las normas de recargo que Colorado exigirá a sus comerciantes:


Sin diferencias entre cargos y recargos


Según la nueva ley, cualquier cargo más allá del costo de los bienes o servicios vendidos se considera un recargo. Eso incluye cargos de conveniencia, cargos por servicio y recargos. Los recargos ahora se definen como "cualquier cantidad adicional impuesta en el momento de la transacción de venta o arrendamiento... por el privilegio de usar una tarjeta de crédito. Eso significa que todos los cargos adicionales están sujetos a la misma regla. 


Los recargos se limitan al 2 %


Bajo la nueva ley, los recargos, que ahora incluyen cualquier cargo adicional, se limitan al 2 % del monto de la venta o de lo que el comerciante realmente paga al procesador de pagos. Eso contrasta con los límites de recargo del 4 % de Visa y Mastercard o la tarifa con descuento del comerciante, lo que sea menor. Por lo tanto, es posible que un comerciante pueda exceder el límite del 2 % si el cargo de procesamiento de pago es mayor. 


Sin recargos con tarjeta de débito


Las marcas de tarjetas tienen un manejo más restrictivo en cuanto a los recargos de las tarjetas de débito, en comparación con los recargos de las tarjetas de crédito. Conforme a las regulaciones de las marcas de las tarjetas, los comerciantes tienen prohibido agregar cargos por operaciones realizadas con tarjetas de débito o tarjetas de regalo.


Se exige una mayor transparencia


La ley de Colorado exige a los comerciantes usar un lenguaje específico para informar los recargos, ya sea en un sitio físico o electrónico. Además, todo recargo se debe incluir en un renglón separado del recibo. Además, no se puede cobrar más de un recargo por transacción.


La ley se aplicará mediante acciones penales


Los comerciantes que violen deliberadamente la nueva ley pueden ser procesados en virtud del Código del Consumidor de Crédito. El código prevé varias sanciones por infracción, y la más grave es el enjuiciamiento por delitos menores.


El levantamiento de la prohibición de recargos en Colorado reconoce dos realidades en el ámbito de los pagos con crédito: 


1) La prohibición de recargos ha demostrado ser una batalla perdida y costosa. Los estados están cediendo a la presión de los litigios por parte de grupos comerciales y de defensores de la venta minorista. 


2) Los cargos de procesamiento de las tarjetas de crédito representan un costo real para los comerciantes.


Bajo la ley de Colorado, como ocurre con otras leyes estatales, los comerciantes no están obligados a agregar un recargo, pero tienen el derecho de hacerlo. En el caso de la ley de Colorado, las limitaciones sobre cómo pueden aplicarse los recargos y los posibles conflictos con la regulación de la marca de la tarjeta requieren que los comerciantes tengan especial cuidado al implementar un programa de recargos.

Allpoint Después de todo, es tu dinero. Busca un cajero automático sin cargo