Determina si un refinanciamiento para consolidación de deudas es la opción adecuada para ti

Para la mayoría, los últimos años han sido tiempos difíciles, con desafíos, desempleo y situaciones económicas complicadas a causa del COVID. A pesar de que los días de refinanciamiento de hipoteca con reducción en la tasa quedaron atrás por el momento, todavía existe un tipo de refinanciamiento de hipoteca no aprovechado que podría ofrecer algo de alivio financiero: un refinanciamiento para consolidación de deudas, también conocido como refinanciamiento con obtención de efectivo.

Este programa de préstamo les ofrece a los propietarios de viviendas la oportunidad de disminuir su deuda general al combinar las deudas con la mayor tasa de interés con la deuda hipotecaria con la tasa de interés más baja. Es útil para individuos y familias con deudas de tarjetas de crédito, préstamos personales e incluso un HELOC con tasas de interés altas.

Te mostramos un ejemplo de cómo funciona este tipo de refinanciamiento:
Sue tiene una casa con un valor de $650.000, con una hipoteca vigente sobre la propiedad de $300.000 a una tasa de interés del 3.75 %. Sue sufrió ciertas dificultades financieras luego de haber perdido su trabajo a principios de 2020 con el brote de la pandemia de COVID a nivel mundial.

Desde ese entonces, Sue consiguió un trabajo nuevo y le está yendo bien con sus ingresos actuales, pero le cuesta pagar los $50,000 de su deuda de la tarjeta de crédito que acumuló mientras aún estaba sin trabajo. Con una tasa de interés del 17 %, su deuda de la tarjeta de crédito le significan $703 al mes solo de gastos por interés. Sue había considerado consolidar su deuda dentro de su hipoteca, pero como su hipoteca tiene una tasa de interés del 3.75 % y la tasa de interés vigente de refinanciamiento para consolidación de deudas ronda el 5.75 %, no tomó ninguna medida.

Dada la tasa de interés vigente de su hipoteca, ¿Sue está tomando la decisión correcta absteniéndose de solicitar el refinanciamiento? Analicémoslo en detalle.


Pago actual:

 

El pago principal y por intereses vigente es de $2,223 al mes y el gasto vigente por intereses de su deuda de tarjeta de crédito es de $703 al mes. Estas dos deudas combinadas suman un pago mensual total de $2,926.

 

Pago nuevo:

 

Si Sue se decidiera a consolidar su deuda de crédito e hipoteca en una hipoteca nueva con un saldo de préstamo de $350,000 y una tasa de interés del 5.75 %, su nuevo pago principal y por intereses sería de $2,043 al mes.

 

Al comparar estas dos situaciones, queda claro que Sue ahorraría $883 al mes si se decidiera por el refinanciamiento para la consolidación de sus deudas. No solo su pago mensual sería menor, sino que también le haría frente al saldo principal de la deuda total mes a mes, a diferencia de su situación actual en la que está realizando pagos únicamente por los intereses de la deuda por su tarjeta de crédito.

 

Si la postura de Sue se asemeja a la tuya, contacta al Mortgage Lender de Alpine Bank local para hablar sobre tu situación y tus objetivos como también para determinar si el refinanciamiento para la consolidación de deudas es la solución más sensata.

 

Allpoint Después de todo, es tu dinero. Busca un cajero automático sin cargo