Reciclaje de basura electrónica

La basura electrónica, los dispositivos electrónicos obsoletos o que ya no funcionan y que se desechan, incluye equipos electrónicos y electrodomésticos —desde tostadoras y dispositivos de juegos hasta lavadoras y paneles solares—y todo lo que se te ocurra entre estos extremos. La basura electrónica se considera una categoría aparte de desechos en el vertedero. Es diferente a la basura, o el vidrio, plásticos y papel que se procesan en centros de reciclaje. 


En el proceso de reciclaje de basura electrónica hay que separar los distintos materiales y procesarlos cada uno por su lado. Además de vidrio y plástico reciclable, suele haber elementos peligrosos como bario, cromo y plomo que hay que desechar. La basura digital también suele tener metales preciosos como oro, plata, aluminio, níquel y zinc que se pueden recolectar y reutilizar. 


Si tienes basura electrónica para desechar, ponte en contacto con tu municipalidad o un recolector de desechos electrónicos privado. Ellos te dirán qué tipo y cantidad de basura electrónica pueden aceptar en cualquier momento dado, y si tienes que pagar algo por alguno de los artículos. También estate atento a eventos de basura electrónica, a menudo organizados por municipalidades y organizaciones sin fines de lucro, donde la basura electrónica se recolecta en un lugar centralizado.

Allpoint Después de todo, es tu dinero. Busca un cajero automático sin cargo