Miembro de FDICAsegurado por la FDIC: respaldado por la plena fe y crédito del gobierno de los EE. UU.

En los pasillos y en la plataforma de lanzamiento

Special Aerospace Services de Boulder se proyecta en grande y lo consigue

Heather Bulk, president, co-founder y CEO de Special Aerospace Services of Boulder, compartió algunos consejos en una charla TED que dio recientemente.

"Presta atención a aquellas personas a quienes no les caes bien. Recíbelos en tu vida", afirma. "Hazlos pasar a tu casa e invítalos a sentarse a la mesa y verás lo que sucede".

Como líder global indiscutible de la industria aeroespacial y de la aviación, Heather ha demostrado que marcar la diferencia a través de los productos y servicios, además de mantener la diversidad y la expansión en los empleados, sin pensar en el estatus quo, asegura un éxito único en los equipos. Sus equipos se desarrollan muy bien y han contribuido a un modelo de negocios que despegó como un cohete espacial, literal.

Fundada en 2007, Special Aerospace Services (SAS) y su subsidiaria SAS Flight Factory, brindan soluciones aeroespaciales innovadoras para la NASA, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos y el sector comercial de los vuelos espaciales.

Las divisiones de SAS van desde ingeniería táctica y estratégica, como la propulsión, los sistemas de ingeniería y la aviónica, hasta el diseño de hardware espacial, prototipos, ensamblaje y pruebas. Su hardware e ingeniería están presentes en casi todos los programas de vuelos espaciales humanos del país.

Las empresas SAS están manejadas por un equipo de unas 135 personas, quienes están en un proceso de reclutamiento continuo para atender rápidamente las crecientes demandas de los clientes. SAS se ubica estratégicamente en Colorado, Alabama, Texas y Florida para brindarle servicio a toda la comunidad aeroespacial.

Con una capacidad indiscutible, Heather se presenta como una persona que sabe hacer de todo. Pero como también es muy sabia, ha determinado que no puede hacer todo y eligió dedicarse exclusivamente a ser madre, CEO y piloto, en ese orden.

"Antes que nada soy madre. Tengo tres niños increíbles de 10, 16 y 17 años", comentó. Y, aunque dirige una compañía aeroespacial que tiene mucho éxito, su educación no ha sido la ingeniería. Más bien, estudió finanzas, economía y leyes tributarias, y dedicó 15 años a la planificación patrimonial y tributaria de empresarios millonarios.

"Estas experiencias me han permitido conocer en profundidad cómo piensan los empresarios", aseguró. "Y mis títulos universitarios han sido de suma importancia para ser CEO y propietaria de una empresa".

Heather también es piloto corporativa de SAS. Vuela hace casi 20 años y siempre encuentra el momento para hacer despegar a su Pilatus PC-12NG.

"Aprovecho todas y cada una de las oportunidades que tengo para volar", expresó. "Así que si tenemos un viaje a nuestras instalaciones en Huntsville o una conferencia en California, siempre estoy lista para volar".

Como líder talentosa y un puente entre las ideas y la gente, Heather valora muchísimo las mentorías. En la industria aeroespacial, solo un 26 por ciento son mujeres. Heather se propuso cambiar esta tendencia brindando apoyo a mujeres, personas de color y otras minorías, y profundizando en carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) para poblaciones marginadas, racializadas o invisibilizadas.

"Adoro entretejer la vida con los negocios y soy una filántropa apasionada. En este último tiempo, le dediqué mucha energía al desarrollo de la fuerza laboral", aseguró. "Necesitamos reclutar a personas que de otra forma no tendrían esta oportunidad. Y todo esto beneficia mucho a la industria, es un gran aporte. Hemos encontrado personas muy talentosas".

Heather suele recurrir a las instituciones a las que asisten las minorías, como las universidades para la comunidad afrodescendiente o las universidades HBCU y la Universidad Estatal de Denver, donde es oradora. En su última charla en la universidad habló sobre la importancia de conocer y valorar nuestros orígenes.

"Permitir que nuestros orígenes y nuestra diversidad se expresen en los roles que desempeñamos, sin minimizarlos, y abrazar nuestra historia personal, todo esto es muy poderoso", expresó.

La tenacidad, la capacidad de proyectarse y una intuición muy desarrollada son algunas de las características de Heather, y recurre a ellas para muchas de sus decisiones de negocios.

En cuanto a su socio bancario y financiero, mantuvo una relación larga y positiva con un banco comercial de Front Range que luego fue vendido. Al cambiar de propietarios, todo cambió y se dio cuenta de que el nivel de servicio al cliente no iba a seguir siendo el mismo.

Así que Heather comenzó a buscar un nuevo socio bancario y es allí cuando le recomiendan Alpine Bank.

"Somos una empresa en pleno crecimiento y necesitamos un banco que sea ágil, que esté a nuestro lado todo el tiempo y comprenda las necesidades de nuestro negocio en particular, sin pretender que nos adaptemos a su modelo", afirmó. "Soy una persona bastante analítica, investigo mucho pero también sigo mi intuición, nunca me falla. Al conocer al equipo de Alpine Bank fue muy obvio ver el compromiso que tienen con sus clientes".

Heather asegura que la capacidad de una empresa de ponerse en el lugar de sus clientes es un antes y un después.

"Es algo fundamental y creo que es el condimento mágico de Alpine", expresó. "Tenemos las mismas conversaciones en SAS cuando nuestro directorio se sienta a la mesa con el cliente y logra ponerse en su lugar. Porque sabemos que si algo es bueno para nuestros clientes, entonces también es bueno para SAS".

Conoce más sobre los<.>servicios de commercial banking de Alpine Bank.

Acerca de este autor

avatar

Personal de Alpine Bank

Alpine Bank es una organización independiente, con empleados que son socios dueños y sede central en Glenwood Springs, oficinas bancarias en Western Slope de Colorado, las montañas y Front Range.

Más sobre el personal de Alpine Bank.

Allpoint Después de todo, es tu dinero. Busca un cajero automático sin cargo