Miembro de FDICAsegurado por la FDIC: respaldado por la plena fe y crédito del gobierno de los EE. UU.

La Agencia Federal de Pequeños Negocios también es víctima de estafas

El administrador de pequeños negocios recibe correo electrónico de estafas

Aumenta el fraude en pequeños negocios

No solo las personas, como quienes buscan empleo, son el blanco de los fraudes en línea. ​​​​​​​Los pequeños negocios han sido siempre víctimas de los estafadores y, a medida que la tecnología avanza, las estafas se vuelven más sofisticadas y es más difícil defenderse de ellas. El personal administrativo de pequeños negocios debe estar alerta ante los diversos tipos de estafas, en especial debido a que la Ley CARES brinda una nueva fuente de ingresos a la que apuntan los delincuentes. Algunos vienen ocurriendo hace años, otros están surgiendo y aumentando junto con el avance de la tecnología. Los dos tipos de estafas más frecuentes dirigidas a los negocios son los ataques de phishing y las facturas falsas.

Ataques de phishing

Los negocios son el objetivo principal de los intentos de phishing. Los estafadores pretenden conseguir información confidencial al utilizar correos electrónicos falsos que parecen provenir de una fuente legítima. El correo electrónico puede incluir información suficiente como para hacerte creer que realmente proviene de tu institución financiera, una agencia de gobierno (en general el IRS), o incluso una universidad, que te solicitan que sigas un enlace. El enlace te lleva a un sitio web que parece el original pero le envía la información que ingresas a un estafador.

Otro modelo de phishing pretende engañarte para que hagas clic en un enlace que activará un software malicioso en tu computadora, capaz de registrar las teclas ingresadas y así conseguir tus credenciales de inicio de sesión. Entonces, pueden acceder a tus cuentas en línea y saquearlas.

Consejos para defenderte:

  • Mantén actualizados tus firewalls y el software de tu antivirus.
  • Enséñale a tu personal cómo identificar cuando un correo electrónico puede ser en realidad un intento de phishing.
  • Nunca hagas clic en un enlace sin comprobar la fuente.
  • Conecta tu software contable con tus cuentas bancarias para revisar tus transacciones todos los días.

Facturas falsas

Asimismo, los estafadores pueden intentar aprovecharse de la cantidad de facturas que recibe tu negocio y enviarte una falsa. Puede ser de un anuncio que nunca publicaste, una membresía a un grupo comercial que no solicitaste o insumos para la oficina que nunca ordenaste.

Algunos métodos para la prevención de fraude:

  • Ten una lista de todos tus vendedores actuales en tu software contable para poder comparar la información de las facturas que recibas.
  • Asegúrate de que tus empleados sigan los procedimientos correctos para el pago de las cuentas y de que indaguen sobre cualquier factura que no pueda ser respaldada con tus datos.

Para conocer más consejos relacionados con estafas a pequeños negocios y otras formas de detectar fraudes, haz clic aquí.

Acerca de este autor

avatar

Ross Bentzler

Ross Bentzler es Executive VP e Information Security Officer para Alpine Bank. Ross ha trabajado en el campo de la informática durante dos décadas y tiene 13 años de experiencia en seguridad de la información.

Conoce más sobre Ross Bentzler

Allpoint Después de todo, es tu dinero. Busca un cajero automático sin cargo