Miembro de FDICAsegurado por la FDIC: respaldado por la plena fe y crédito del gobierno de los EE. UU.

Estafas de tiempos compartidos

Cómo evitar ser víctima

Primero debemos aclarar que, en general, los tiempos compartidos en sí mismos no son una estafa. A las personas indicadas, los tiempos compartidos pueden ofrecerles vacaciones económicas. Los tiempos compartidos tienen mala reputación por los cargos anuales que los propietarios deben pagar para cubrir los costos de mantenimiento y conservación. Las altos cargos anuales tampoco son una estafa, pero pueden parecerlo para quienes no usan sus tiempos compartidos con frecuencia. Además, cuando los propietarios intentan vender sus tiempos compartidos, a menudo obtienen alrededor de un tercio de lo que pagaron originalmente. Eso tampoco es una estafa, solo se trata de una pésima inversión.

Por lo tanto, no nos sorprende que muchos propietarios de tiempos compartidos sientan el "remordimiento del comprador", por lo que abundan revendedores y equipos que afirman poder ayudarlos a salir legalmente de un tiempo compartido. Por supuesto, eso abre la puerta a estafadores que hacen la misma afirmación.

Los estafadores de tiempo compartido se hacen pasar por agentes inmobiliarios o de viajes que ayudan a vender tiempos compartidos. Se ponen en contacto con los propietarios a través de llamadas no solicitadas, emails y sitios web falsos, a menudo alegando que ya reunieron una gran cantidad de compradores. Por sus servicios, solicitan una tarifa inicial de entre $1,000 y $3,000, que se paga por transferencia, cheque de caja o giro postal, pero el tiempo compartido nunca se vende.

Aquí te damos algunos consejos para protegerte:

  • Ten cuidado con cualquier oferta no solicitada con respecto a tu tiempo compartido, especialmente con aquellas que suenan demasiado buenas para ser ciertas.
  • Jamás aceptes pagar dinero por adelantado por ningún tipo de servicio.
  • Desconfía de cualquier persona que afirme tener compradores listos para hacer ofertas de compra para tiempos compartidos.
  • Si te topas con alguien que usa tácticas que intentan presionarte, aléjate.
  • Ten todo por escrito. Nunca aceptes nada hasta que veas un contrato escrito con compromisos expresados claramente. Pide a tu abogado que lo revise.
  • Verifica con la compañía de tu tiempo compartido. Averigua si existe alguna restricción de reventa y si se recomienda algún revendedor.

Si crees que has sido víctima de una estafa de este tipo, infórmalo de inmediato a tu compañía de tiempo compartido y comunícate con la procuraduría del estado. También debes informarlo al Centro de denuncias para delitos por Internet del FBI.

Acerca de este autor

avatar

Ross Bentzler

Ross Bentzler es Executive VP e Information Security Officer para Alpine Bank. Ross ha trabajado en el campo de la informática durante dos décadas y tiene 13 años de experiencia en seguridad de la información.

Conoce más sobre Ross Bentzler

Allpoint Después de todo, es tu dinero. Busca un cajero automático sin cargo