Miembro de FDICAsegurado por la FDIC: respaldado por la plena fe y crédito del gobierno de los EE. UU.

Administración de activos para el futuro

Asegúrate de tener un plan patrimonial para tus herederos

Una buena planificación patrimonial es fundamental para garantizar que tus asuntos queden bien organizados y tus activos distribuidos según tus deseos. Si no dejas un testamento, al fallecer, tus activos serán distribuidos según las disposiciones de sucesión ab-intestato del estado donde vivas al momento de tu deceso. Una mala planificación puede tener consecuencias impredecibles para tus herederos. Incluso un testamento sencillo puede resolver un montón de problemas. De todas formas, según el tamaño y de cómo esté compuesto tu patrimonio, hay diversos aspectos de tu plan que debes administrar para asegurarte de que cumpla tanto con tus intenciones como con las leyes vigentes.

Esto no quiere decir que una planificación patrimonial sea algo complejo, tampoco que sea algo solo para las personas adineradas. Toda la gente que tenga bienes, como una vivienda, una cuenta de ahorros o un negocio, y que quiera preservar ese patrimonio a beneficio de sus herederos sobrevivientes, debería tener un plan para administrar sus asuntos patrimoniales. Para la mayoría de los patrimonios es posible hacer algunos acuerdos directos por muy poco dinero. Tal vez sea necesario consultar con un abogado en caso de que el patrimonio sea muy grande, o que sea necesario hacer un fideicomiso, por ejemplo, si hay menores de edad involucrados, o si existen acuerdos complejos entre los miembros de la familia.

Para administrar tu planificación patrimonial de manera eficiente, debes abordar cuatro áreas:

  1. Transferir tus bienes luego de tu fallecimiento
  2. Minimizar los costos del patrimonio
  3. Cuidar de tus seres queridos y
  4. Administrar tus asuntos durante una incapacidad, en caso de padecerla.

 

Transferir tus activos

Lo primero que debes tener en cuenta para administrar tu plan patrimonial es asegurarte de que tus activos sean transferidos a tus herederos de la manera más eficiente posible. Para esto hay dos recursos legales:

Un testamento: un documento legal mediante el cual comunicas tus intenciones para la distribución de activos, la tutela de los menores de edad y quién será tu albacea testamentaria. Sin un testamento, la distribución de tus activos se decidirá conforme a las leyes del estado y un tribunal decidirá sobre la tutela y albacea de tus hijos.

 Un fideicomiso testamentario: además de un testamento, puedes conformar un fideicomiso testamentario, nombrar a un fideicomisario y luego transferir tus activos al fideicomiso. El fideicomisario administrará los activos para el beneficio de los beneficiarios del fideicomiso. Al colocar tus activos en un fideicomiso testamentario, evitas que estos queden sujetos a una declaratoria de herederos y permite pasárselos directamente a sus beneficiarios.

 

Reduce los costos de liquidación de tu sucesión

Establecer un patrimonio suele implicar algunos gastos, como los costos de la sucesión, honorarios legales e impuestos al patrimonio y federales. Pero, si lo planeas y administras correctamente, puedes minimizar los costos para establecer tu patrimonio.

Evita la sucesión: con un fideicomiso, es posible transferir los activos a sus beneficiarios sin necesidad de un juicio sucesorio. El fideicomiso testamentario es la figura legal más directa y menos costosa para estos casos. Además, ten en cuenta que todos los activos que se transfieran por contrato mediante la designación de un beneficiario, como rentas, seguro de vida y planes de retiro, pasarán directamente a los beneficiarios designados.

Evita los impuestos al patrimonio: el monto de exención del impuesto al patrimonio en 2023 es de $12.92 millones por persona. En caso de tener un patrimonio muy importante, de modo que debas planificar los impuestos sobre el patrimonio, existen diversas técnicas y acuerdos posibles para reducir la exposición de tus activos a estos impuestos:

  • Deducción matrimonial: cada cónyuge puede donarle al otro un monto ilimitado de su parte del patrimonio.
  • Donación en vida: puedes hacer donaciones en vida por hasta $16,000 a miembros de la familia todos los años y así reducir la cantidad de patrimonio gravable.
  • Donaciones benéficas: puedes hacer donaciones de activos a instituciones de beneficencia durante tu vida o en el testamento y así excluirlas del patrimonio gravable.

 

Cuidar de tus seres queridos

Un aspecto fundamental para la administración de tu plan patrimonial es asegurarte de que tus seres queridos tengan la seguridad financiera que necesitan.

  • Un seguro de vida permite que el plan patrimonial tenga la liquidez que necesite tu familia para pagar los gastos funerarios, los costos para establecer el patrimonio y el capital necesario durante la transición.
  • Debes designar tutores legales para los menores y los miembros de la familia que tengan necesidades especiales.
  • Administración profesional: si el patrimonio incluye inversiones como portafolios de acciones o ganancias inmobiliarias, es posible que necesites de un administrador o fideicomisario sucesorio para el bien de la familia.

 

Cómo prepararte en caso de incapacidad

La realidad cambiante de los avances médicos ha permitido sobrevivir a enfermedades terminales y a diversas incapacidades, lo cual genera un nivel completamente nuevo de necesidades de planificación. La falta de un plan ante casos de incapacidad puede tener consecuencias devastadoras para las finanzas de una familia. El momento para decidir sobre este aspecto tan importante de tu planificación patrimonial es cuando eres joven y estás sano.

Indicaciones médicas: un testamento vitalicio permite indicarles a los proveedores que tomen determinadas decisiones médicas por ti en caso de que tú no puedas.

Poder notarial médico y financiero: estos documentos legales autorizan a una persona a tomar decisiones médicas y financieras determinantes en caso de quedar incapacitado.

 

Resumen

Administrar un plan patrimonial es mucho más que tomar decisiones médicas y financieras. Debido a que las situaciones financieras y familiares cambian todo el tiempo, incorporar los cambios, las preferencias y los deseos es un proceso que lleva toda la vida. Por eso, mantener tu plan patrimonial actualizado es tan importante como administrar tu plan financiero actual. Trabajar con un especialista experto en planificación patrimonial te permitirá ahorrar bastante dinero y le aliviará mucho la carga a tu familia.

Si buscas asesoramiento para el manejo de bienes, patrimonio o fideicomisos, consulta con Manejo de bienes de Alpine Bank.

 

 

Los productos de nuestro servicio de manejo de bienes no están respaldados por el seguro de FDIC, pueden perder valor y no cuentan con una garantía del banco.

Acerca de este autor

avatar

Personal de Alpine Bank

Alpine Bank es una organización independiente, con empleados que son socios dueños y sede central en Glenwood Springs, oficinas bancarias en Western Slope de Colorado, las montañas y Front Range.

Más sobre el personal de Alpine Bank.

Allpoint Después de todo, es tu dinero. Busca un cajero automático sin cargo