La mitad del año es el momento perfecto para hacer un balance financiero

Durante períodos de dificultades económicas, como el que atravesamos actualmente, el cierre del primer semestre del año es una oportunidad excelente para detenerse y revisar los objetivos y las estrategias, así como para hacer los ajustes necesarios con el fin de garantizar que estás bien encaminado para lograr tus objetivos a largo plazo. El problema es que la mayoría de las personas están tan abrumadas por la realidad económica que no prestan atención a su situación financiera personal. Muchos ignoran el paso del tiempo en cuanto a sus ambiciones personales, lo cual los aleja de concretarlas. Tomarse un día a mitad de año para hacer un control financiero personalizado puede aliviar un poco el estrés que esto genera.


Te dejamos tres simples pasos que puedes dar para asegurarte de que tus finanzas van por el camino correcto.


Revisa tus objetivos


Es muy común que la gente deje pasar años sin evaluar sus objetivos financieros. Al ser a largo plazo, es posible que pasen a un segundo plano. Este es el momento de traerlos al presente para saber si estás en el camino correcto para lograrlos.


  • ¿Cuáles son tus objetivos financieros más importantes?
  • ¿Han cambiado o has modificado sus prioridades?
  • ¿Has actualizado los valores para llevarlos adelante?
  • ¿En qué situación financiera te encuentras en relación con tus objetivos? ¿Vas por buen camino?
  • ¿Ha surgido algo inesperado, como un gasto nuevo, que podría afectar tu cronograma?

Revisa tus finanzas


Así como los empresarios revisan sus finanzas a mitad de año, tú también debes hacerlo con tu estado financiero y tu presupuesto.


En tu estado financiero, evalúa en qué situación se encuentran tus activos y obligaciones.


  • ¿Has notado mejoras?
  • ¿Estás donde esperabas estar a mitad de año?
  • ¿Han aumentado tus obligaciones? Por ejemplo, ¿tienes alguna deuda nueva con tu tarjeta de crédito?
  • Si has tenido pérdidas importantes en tus inversiones, ¿deberías considerar hacer un reajuste en tu cartera?
  • En caso de tener pérdidas, tal vez debas considerar vender las acciones que te generan pérdida para cancelar impuestos de ganancias en otras acciones, con el fin de compensar las ganancias del capital para este año.
  • ¿Tu cartera de inversión refleja tu perfil de riesgo?
  • ¿Las condiciones del mercado han cambiado al punto de necesitar un ajuste en tu cartera?

Habla sobre estos temas en tu próxima reunión con tu asesor financiero.


Para tu presupuesto:


  • ¿Estás bien encaminado en cuanto a tu plan de gastos?
  • ¿Han surgido nuevos gastos que debes incorporar en tu plan?
  • ¿Estás gastando o ahorrando más de lo que esperabas?
  • ¿De qué manera impactará en tu flujo de dinero para el resto del año?
  • ¿Qué ajustes debes hacer para cumplir con tus objetivos de ahorro anual?
  • ¿Tienes los ahorros necesarios para sumar a tu plan de aportes para tu retiro?

Revisa tu situación fiscal


Una vez presentados tus impuestos, lo más probable es que no quieras saber más nada con ellos. Sin embargo, esa es la oportunidad de asegurarte de que estés aprovechando al máximo las opciones disponibles para estar al día con tus pagos tributarios calculados.


  • ¿Has ajustado tus retenciones según tu declaración impositiva reciente?
  • De acuerdo con las ganancias proyectadas para fin de año, ¿esperas un aumento o una reducción de tus impuestos?
  • ¿Esperas cambios en tus exenciones? Por ejemplo, ¿tienes un nuevo recién nacido en la familia, o si uno de tus hijos alcanzó la mayoría de edad?

Este es un buen momento para reunirte con tu contador e identificar las oportunidades para reducir tus impuestos antes de fin de año, así como también para evitar posibles multas por pagos insuficientes.


Las ventajas de hacer una evaluación de tu situación financiera personal a mitad de año es que puedes hacer los ajustes necesarios justo a tiempo. Como mínimo, te permitirá tener claridad de tu situación y mantener la calma mientras atravesamos la crisis económica actual.

Los productos de nuestro servicio de manejo de bienes no están respaldados por el seguro de FDIC, pueden perder valor y no cuentan con una garantía del banco.

Allpoint Después de todo, es tu dinero. Busca un cajero automático sin cargo