Consejos para maximizar los beneficios de tu Seguro Social

Comprende tus opciones de beneficios y las medidas que puedes tomar para asegurarte de aprovechar al máximo los beneficios disponibles del Seguro Social. Podrías aprovechar miles de dólares más en beneficios durante toda la vida.

Para cada vez más jubilados, se espera que los beneficios del Seguro Social tengan un papel cada vez más significativo en tener ingresos suficientes para toda la vida. Es más importante que nunca que entiendas tus opciones de beneficios y las medidas que puedes tomar ahora para asegurarte de recibir el beneficio máximo por tus años de arduo trabajo.

Con un poco de previsión y una buena planificación, es posible disfrutar de miles o hasta decenas de miles de dólares en beneficios de por vida.

Maximiza tus años de trabajo donde más ganas

Los beneficios del Seguro Social se calculan con base en ganancias más altas de 35 años de historial laboral. Las ganancias de los 35 años en que más dinero ganaste se promedian para calcular tu beneficio máximo. Si en tus 35 mejores años hubo algunos en que ganaste poco, tu promedio bajará. Todos los años en que hayas estado desempleado se cuentan como ceros, lo que también reduce tu promedio. Sin embargo, cada año adicional de ganancias que trabajes más allá de 35 años reemplazará a un año anterior de ganancias más bajas o cero ganancias y tu promedio subirá.

Esfuérzate al máximo para ganar más hasta llegar a la edad de jubilarte

Mucha gente comete el error de bajar un cambio y trabajar menos antes de jubilarse, o incluso semijubilarse, antes de llegar a la edad de jubilarse. Esto podría costarles miles de dólares en beneficios de por vida. El monto de tus beneficios está basado en tus ganancias. Entonces cuanto más ganes, más recibirás en beneficios. El tope de ganancias anual es de $147,000 en 2022 (indexado por inflación), toda cantidad mayor que ganes no se incluye en el cálculo. Lo mejor es intentar ganar lo más posible a medida que te vayas acercando al momento de jubilarte, incluso si esto significa aceptar trabajos de medio tiempo.

Retrasa tus beneficios hasta los 70 años de edad

Recibirás tus beneficios completos del Seguro Social cuando te jubiles a la plena edad de jubilación (FRA, por sus siglas en inglés), lo que para la mayoría de la gente que se está jubilando ahora, es 66 (la FRA aumenta gradualmente a 67 para las personas que nacieron del 1960 en adelante). No obstante, por cada año que retrases tus beneficios, ganarás créditos por jubilación aplazada (DRC, por sus siglas en inglés) que aumentan la cantidad de tus beneficios en un 8 por ciento hasta los 70 años de edad. Para un monto de beneficio mensual de $2,000 a la FRA, tu monto de beneficio mensual subiría a $2,640 y tu monto de beneficio de por vida subiría de $378,000 a $411,000, sin incluir ajustes por costo de vida.

Pide beneficios conyugales antes

Cuando ambos cónyuges tienen al menos 62 años de edad, uno de los dos puede empezar a recibir el beneficio conyugal mientras el otro aplaza los beneficios hasta alcanzar la FRA o más adelante. El monto del beneficio conyugal es la mitad del monto de beneficio completo del otro cónyuge, así que esta opción es mejor en casos donde el otro cónyuge es quien gana más dinero. Una vez que el cónyuge que está recibiendo beneficios conyugales alcanza la FRA, puede empezar a recibir sus beneficios de jubilación completos. Para que esto se pueda hacer, los cónyuges deben tener como mínimo 10 años de casados al momento de elegir esta opción.

Cuidado con la trampa fiscal del Seguro Social

Si tienes planeado seguir generando ingresos después de empezar a recibir tus beneficios, puede que tengas que pagar impuestos sobre el 50 a 85 por ciento de tus beneficios del seguro social. Si tu ingreso total es de entre $34,000 y $44,000 ($25,000 y $34,000 para contribuyentes solteros), incluyendo ganancias e ingresos de inversiones (e ingresos de valores exentos de impuestos), hasta el 50 por ciento de tus beneficios son gravables. Cuando tu ingreso total supera los $44,000 ($32,000 para contribuyentes solteros), hasta el 85 por ciento de tus pagos de beneficios son gravables. Para reducir los impuestos que se cobran sobre tus beneficios puedes controlar cuánto ganas en un año en particular o transferir una parte de tus ahorros que devienen intereses a una anualidad. Los intereses ganados dentro de una anualidad tienen impuestos diferidos, y los ingresos pagados por una anualidad no están incluidos como parte del impuesto al Seguro Social.

Source: Social Security Administration https://www.ssa.gov/benefits/.

Allpoint Después de todo, es tu dinero. Busca un cajero automático sin cargo